Seguimos analizando productos de la marca alemana Sharkoon y hoy os traemos el últimos auricular gaming que han lanzado al mercado, el Sharkoon SGH3.

Esta marca desde el primer producto que tuvimos la ocasión de analizar no ha dejado de sorprendernos muy gratamente en todos los productos analizamos. El motivo es tan sencillo como complicado de conseguir: ofrecer alta calidad a un precio muy ajustado.

En el caso de hoy analizamos unos auriculares posicionados en torno a los 70€ los cuales ya os anticipamos que siguen la línea que nos tiene acostumbrados la marca: hacer lo imposible posible.

Unboxing Sharkoon SGH3

Desde el primer momento se respira calidad. Mención especial tiene el embalaje de los SGH3 el cual es más propio de auriculares de 150€-200€. Junto con el manual de usuario encontramos el micrófono (extraíble), la tarjeta de sonido externa (opcional) y los auriculares en sí.

Sacamos todas las cosas y podemos apreciar en primera instancia el gran tamaño de los auriculares junto con los diferentes accesorio. El auricular de inicio cuenta con un cable único de 3,5 mm para conexión en estéreo. Éste se conecta al extensor que nos separará el micrófono del audio y al mismo tiempo nos dará el control a través de una “perilla” en el propio cable, y por último la tarjeta de sonido externa para conexión por USB y disponer de acceso de configuración de ecualizadores, silenciador, control de volumen y sonido envolvente virtual.

En la siguiente imagen podéis ver cómo quedaría usando todas las conexiones.

Características técnicas Sharkoon SGH3

  • Tipo: Auricular estéreo
  • Diseño: Circumaural
  • Conector: Jack estéreo
  • Peso sin cable: 320 g

Especificaciones del auricular

  • Diámetro del altavoz:53 mm
  • Impedancia: 32 Ω
  • Respuesta de frecuencia: 20 Hz – 20.000 Hz
  • Sensibilidad: 100 dB ± 3 dB
  • Máx. potencia: 100 mW
  • Control de volumen:Vía controlador inline

Especificaciones del micrófono

  • Dirección: Omnidireccional
  • Impedancia: 2,2 kΩ
  • Respuesta de frecuencia: 100 Hz – 10.000 Hz
  • Sensibilidad: -38 dB ± 3 dB
  • Micrófono desmontable: Sí
  • Micrófono mudo: Vía terminal
  • Cable modular: Sí

Cableado

  • Longitud total de cable 1x 3,5 mm jack estéreo (TRRS): 110 cm
  • Longitud total de cable 2x 3,5 mm jack estéreo: 260 cm
  • Conectores bañados en oro: Sí
  • Compatibilidad: PCs/Notebooks, PlayStation 4, XBox One

Accesorios del Sharkoon SGH3

Primer detalle importante. Todas las conexiones están bañadas en oro, un detalle que normalmente vemos en auriculares y periféricos de alta gama y que aquí se deja muy latente. Gracias a este detalle mejoramos la conectividad y por tanto reduciremos las interferencias sonoras con nuestros dispositivos de audio.

Este pequeño mando es el que está en el primer extensor del auricular. Mantendremos el sonido estéreo aunque ahora podremos subir o bajar volumen y poder silenciar el micrófono a través del dispositivo. El control se hace accesible y cómodo de usar. La única pega que hemos visto es que al conectarse al final del cable inicial del auricular éste terminal puede quedar algo alejado.

Dentro de los accesorios de los SGH3 vemos la tarjeta de sonido externa USB. Esta tarjeta de sonido es la misma que ofrece Sharkoon como dispositivo independiente. Hablamos de la Sharkoon SB1 y nos transformará un auricular estéreo con conexión micro jack de 3,5 mm en USB para mejorar la configuración de audio y disponer del sonido envolvente. Os estamos preparando un análisis independiente de este interesante y práctico dispositivo.

Detalles del Sharkoon SGH3

Los Sharkoon SGH3 como vemos son unos auriculares cerrados. Su diseño y construcción insonorizan muy bien y dado su gran tamaño nos cubrirá totalmente la oreja. El único inconveniente de este tipo de acabados es como siempre decimos el calor y la baja transpirabilidad que ofrecen en entornos calurosos siendo recomendables en ambientes de baja humedad y con temperaturas por debajo de los 28 grados.

El almohadillado es gustoso al tacto y el acabado de las costuras es excelente, propio de auriculares de mayor gama. La terminación de los mismos así como la profundidad es muy buena y apreciamos en estos detalles que el diseñador ha trabajado concienzudamente en este tipo de construcción tan bien pensada.

Dentro contamos con dos controladores de 53 milímetros de diámetro, siendo de gran tamaño y por tanto garantizándonos potencia y posibilidad de contar con unos profundos graves.

Aunque los auriculares permiten inclinarse no permiten girar por lo que al quitarlos y colocarlos en el cuello podremos sentir que nos molesta al girar la cabeza.

El color de base es puramente negro, tanto en la arquitectura como en los detalles. Este diseño, algo más sobrio es debido a que han diseñado los SGH3 como unos auriculares para poder usarlos incluso en la calle. Su cable inicial de 1 metro de longitud está pensado para usarse en dispositivos como tablet o teléfonos móviles.

Llama primeramente la atención, como en otros modelos de la marca su peso tan ligero a pesar de su tamaño. En total 320 gramos los cuales hacen que prácticamente ni se sientan lo cual los hace ideales para usar durante largas horas sin sentir nada de fatiga.

Su ajuste es perfecto, ni apretados ni holgados convirtiéndolos en unos de los auriculares más cómodos que hemos tenido ocasión de analizar.

La diadema cuenta con un almohadillado en la parte inferior que junto con la banda elástica hará que encaje perfectamente en cualquier tamaño de cabeza. Gracias a su estructura metálica conseguimos sentir todo muy firme y rígido a la vez que ligero y cómodo.

Podemos apreciar en estas imágenes cómo el logotipo de Sharkoon queda plasmado en ambos lados. No cuentan con iluminación RGB ni nada por el estilo. Tampoco cuentan con controles en el propio auricular puesto que como hemos mencionado están instalados en el dispositivo instalado en el mismo cable.

En ambos lados vemos el cable de audio de manera muy visible, este detalle es algo que permite ahorrar costes de fabricación y que podemos ver en auriculares de gama media. No se hace molesto y se siente bien sujeto aunque siempre está expuesto a accidentes.

Por último mencionar el micrófono, el cual como habéis visto es extraíble haciendo cómodo de instalar y de dirigir en unos pocos segundos. De igual modo que en el punto anterior un detalle que ahorra costes. La calidad de grabación es buena y aunque no cuentan con cancelación de sonido no hemos notado una sensibilidad excesiva y molesta para nuestro oyente.

Pruebas con los Sharkoon SGH3

Hemos estado para las pruebas usando los auriculares durante dos días seguidos en largas sesiones de música y con algunos juegos. Los hemos probado en versión PC aunque éstos son compatibles con PS4 y XBOX. Del mismo modo nos basaremos más en la conexión en estéreo sin abordar el uso con la SB1 puesto que la trataremos en un análisis posterior. Os dejamos nuestras impresiones.

  • Música: un trabajo excelente en calidad de audio para todo tipo de música (Rock, House, Ambiente). Los graves son profundos y envolventes. Los medios claros y los agudos limpios. Cuenta de serie con una ecualización muy plana la cual la hace muy agradable de usar para disfrutar de la música ya sea en PC o con nuestro dispositivo móvil. En este aspecto su calidad de sonido se asemeja a auriculares que superan los 100€ PVP.
  • Juegos: al igual que la música nos ofrece un excelente rendimiento siendo aptos para todo tipo de juegos. Si contamos con una tarjeta de sonido integrada y sonido envolvente nos dará ese extra que hará que no necesitemos la SB1 forzosamente para disfrutar del 5.1. Los disparos de armas, explosiones y sonido de nuestros compañeros son reproducidos con una alta fidelidad y calidad.

Conclusiones

Los Sharkoon SGH3 nos vuelven a sorprender con unos auriculares gaming con una excelente calidad de sonido propia de auriculares que le doblan en precio. El no contar con RGB o otros detalles accesorios les ha hecho enfocarse en lo más importante: la calidad de sonido. Si lo más importante para ti es la calidad de audio desde PCPRO no muchas mejores alternativas para este rango de precio que lo que ofrecer Sharkoon SGH3.

Lo mejor

Calidad de audio
Comodidad (su ligereza y ajuste sublimes)
Calidad de materiales
Versatilidad: Jack, USB

Lo peor

No contar con iluminación
La ubicación de los controles en el cable
Auriculares no girables

galardon-de-platino pcpro

Dónde comprar los Sharkoon SGH3