Uno de los requisitos más importantes al momento de descargar un videojuego actual es tener una buena tarjeta gráfica interna que, por desgracia, la mayoría de los ordenadores portátiles no incluye.

Sí, con el tiempo, los fabricantes han logrado avanzar en cuanto a procesador y RAM se refiere para las laptops pero la GPU ha sido dejada de lado. Por suerte, el modding se ha puesto de moda y cada vez tenemos más opciones para personalizar y alterar las características que traen los ordenadores por defecto.

Este es el caso de la GPU, ya que hoy en día existe la posibilidad de agregar una tarjeta gráfica externa para portátil.

¿Te interesa mejorar tu portátil con una nueva GPU? Sigue leyendo y entérate cómo funciona.

Cómo instalar una tarjeta gráfica externa para portátil

Utilizar un ordenador portátil tiene muchas ventajas como poder trasladarlo fácilmente y trabajar o entretenerte desde cualquier parte de tu hogar, o incluso en un café, una librería o en tu plaza favorita. Pero para ello hay que sacrificar ciertos componentes que en los ordenadores de sobremesa todavía se mantienen, al menos en muchos de ellos, como lo son las GPU.

Para desgracia de los más interesados, actualmente no existe en el mercado ninguna tarjeta gráfica externa para portátil, pero sí que se pueden adaptar las opciones de GPU que están a la venta para que cumplan esta función –al menos aquellos que se atrevan a realizar tal osadía.

Para conseguir tener una tarjeta gráfica externa para portátil, es importante que cuentes con el adaptador adecuado para ello. Los más conocidos son los de Bplus, que funcionan para ExpressCard y mPCIe. También existen algunos para Thunderbolt 2.0, así que deberás conseguir el adecuado para tu dispositivo.

Los pasos para realizar esta adaptación no son tan complicados como podría parecer en un principio, igualmente se recomienda que se lleve a cabo un proceso de investigación y documentación para tal tarea. A continuación, para ayudarte a lograr tu cometido, presentamos los pasos para adaptar una GPU y que así sirva como tarjeta gráfica externa para portátil.

Dale una mayor potencia gráfica a tu portátil

Lo primordial en este caso es saber si tu portátil tiene la capacidad de soportar una memoria gráfica externa. La mejor manera de descubrir esto es realizando búsquedas con tu modelo específico de ordenador o uno semejante, también puede pertenecer a la misma línea pero de una generación distinta. Normalmente es relativamente fácil conseguir información relacionada a ello; sin embargo, mientras más nuevo o desconocido sea tu modelo, resultará más difícil dar con ella.

Escoger una GPU que se adapte a tu presupuesto y necesidades de uso también es indispensable. Recuerda que no siempre vale la pena comprar el último modelo que ha sido puesto en venta o el que más capacidad tenga, si no se va a utilizar su potencia al máximo.

Existen precios de modelos lujosos que alcanzan los 1200€; pero si no te interesa jugar con la calidad gráfica a tope y con un montón de mods innecesarios, el costo puede ser mucho menor. Lo recomendable es contar con un presupuesto que abarque entre 150€ y 300€; con ello podrás adquirir una unidad gráfica decente para correr los juegos actuales a una calidad media.

Requisitos para usar la tarjeta gráfica en tu portátil

Para conseguir tener una tarjeta gráfica externa para portátil, también será necesario contar con una fuente de alimentación adecuada. Esto dependerá del modelo de tarjeta que hayas escogido, específicamente de su cantidad de vatios.

Un modelo que ocupe menor cantidad de energía, probablemente funcione con un bloque de alimentación similar al de tu laptop. Cuentas con marcas óptimas como Corsair, Cooler Master y Seasonic. Vale aclarar que necesitaras un 10% más de los vatios especificados en el modelo: si dice 110 W, necesitará una fuente de 127 W.

¡Ya estás cerca de tener tu tarjeta gráfica externa para portátil!, pero aún quedan un par de pasos a cumplir para poder jugar al último Far Cry:

  • Acopla la tarjeta gráfica al puerto PCI express en el adaptador Bplus (o similar).
  • Conecta el ATX de 24 pines de la fuente de poder al tablero.
  • Es momento de introducir el conector PCI express de 8 pines del adaptador al puerto de alimentación de 6 pines de la tarjeta.
  • Finalmente, ha llegado la hora de colocar el cable ExpressCard en tu portátil. Introduce el lado que cuenta con conexión HDMI en el puerto “X1” del adaptador PCI Express. También se debe conectar la tarjeta directamente a un monitor externo, mediante HDMI o DVI.

Listo. Ahora debes encender la fuente de alimentación, la pantalla externa y el portátil, justamente en ese orden. No te preocupes si la imagen parpadea un par de veces la primera vez que inicies el sistema, es lo normal mientras se configura todo.

Ya ha finalizado el proceso de instalación y configuración. Has logrado tener una tarjeta gráfica externa para portátil; ahora solo queda disfrutar.

Solución integral para poder disfrutar de una tarjeta gráfica externa en tu PC

Aorus ha desarrollado soluciones integrales que en unos pocos pasos pueden darte una rápida solución. Lo que necesitarás es un portatil con puerto Thunderbolt™3