Existen diferentes métodos para formatear el PC pero hoy en PCPRO os queremos dar el método que nosotros utilizamos más y que es de fácil aplicación.

ELEMENTOS NECESARIOS PARA FORMATEAR NUESTRO PC

Lo primero de todo que os recomendamos de forma encarecida antes de formatear vuestro PC es hacer un respaldo de toda aquella información, fotos y documentos importantes que no queráis perder. Por ello nuestra primera recomendación es que debéis contar con lo siguiente:

  • Disco Duro Externo: Para realizar respaldo de la información. Siempre es útil tenerlo para hacer respaldos periódicos cada X tiempo de nuestra información ya que si en cualquier momento nuestro pc falla o muere, tendremos a salvo la gran mayoría de nuestros datos. Esto poca gente lo hace y es de vital importancia, por lo que no sólo lo necesitaréis para formatear sino que será vuestro aliado mucho tiempo.
  • Memoria USB: Esta memoria la usaremos para instalar Windows desde la misma. Los lectores de CD/DVD están ya en desuso por lo que un Pen Drive será vuestro segundo aliado
  • Imagen de disco de Windows: Debéis descargaros la imagen .iso del sistema operativo que en el siguiente apartado os enseñaremos a montar en la memoria USB para tenerla lista para instalar a posteriori. La imagen de Windows 10, la podéis descargar directamente desde aquí.

La segunda recomendación que os damos antes de empezar, es descargaros los Drivers de vuestra placa base y tarjeta gráfica (En caso de ser una tarjeta dedicada), ya que los necesitaréis para configurar vuestra tarjeta de red, sonido…etc una vez hayáis instalado Windows.

RESPALDO DE INFORMACIÓN DE NUESTRO PC

Como decíamos al inicio, debemos de realizar un respaldo de la información más relevante de nuestro PC. La misma suele estar ubicada en nuestra carpeta con el nombre de usuario que tengamos puesto en el Equipo.

En la siguiente captura, nuestro nombre de usuario es “HTPC SALÓN” que es el nombre que le pusimos a este equipo cuando lo formateamos; Por ello veréis que si abrimos “Mi Equipo/PC” – Usuarios – HTPC SALÓN, accederemos a multitud de carpetas donde hemos ido alojando a lo largo del tiempo las imágenes, documentos…etc.

No obstante si las tenéis en cualquier otra carpeta que escogierais, lo tenéis tan fácil como copiarla directamente al disco externo.

COMO CREAR UN DISCO DE ARRANQUE WINDOWS DESDE UN USB

El siguiente paso será crear montar la imagen ISO en nuestro USB Booteable con la imagen de disco de Windows para poder instalar el sistema operativo. Para ello descargaremos la utilidad oficial que Windows nos facilita para ello y una vez instalada, seguiremos los siguientes pasos al abrir el programa:

Aquí pulsaremos el botón “Browse” y seleccionaremos la imagen .ISO de windows descargada. A continuación pincharemos el botón “USB DEVICE”.

Le daremos a “Begin Copying” y cuando termine, extraeremos el usb con seguridad (desde la opción en la barra de tareas junto al reloj abajo derecha).

Con estos sencillos pasos ya habremos concluido y tendremos nuestro usb listo para instalar. Recordad que debéis haber comprado previamente vuestra copia de Windows y tener a mano el código de instalación (Key) y que se os solicitará durante la instalación.

PASOS PARA FORMATEAR EL PC

Una vez que hemos respaldado la información y creado nuestro USB booteable, pasamos al paso más crítico y al que la mayoría de usuarios más inexpertos le tienen pánico, vamos a Formatear nuestro PC!

No os asustéis porque es realmente sencillo. Lo primero que haremos será introducir el USB en nuestro PC y reiniciaremos. Aquí debemos de estar rápidos y ver que botón debemos pulsar para arrancar desde nuestro USB. Esto que parece un mundo tranquilos que es sencillo, suelen ser las teclas F9, F10 o F11 de forma habitual, pero al arrancar lo veréis abajo en vuestra pantalla inicial de la BIOS:

Una vez que pulsemos esta tecla, nos saldrá una ventana para escoger desde donde arrancar, tan sólo escogeremos el USB(lo reconoceremos por el nombre que tenga) y dejarlo que arranque. La siguiente pantalla que veremos será la siguiente: (En nuestro caso instalamos windows 10)

Escogemos idioma y pulsamos “Instalar Ahora”. Lo siguiente que nos pedirá será la clave de instalación que nos habrá proporcionado nuestro proveedor.

Una vez insertada la clave escogemos la versión de Windows que hayamos comprado, en este caso Windows 10 Pro.

En estas dos opciones que aparecen, pulsaremos la segunda “Personalizada“, ya que vamos a eliminar todas las particiones de nuestro disco duro, formatearlo y empezar desde 0. Esto es realmente importante, ya que muchos usuarios instalan sobre el mismo disco, sin formatear, o formatean sin más, y con este modo que os enseñamos, vamos a destruir absolutamente todo por lo que eliminaremos lo bueno y malo que hubiera en nuestro PC (Malware, virus…etc).

Seleccionaremos nuestra unidad de disco y le daremos a “Eliminar“, quedándose el disco sin particionar como vemos en la imagen de abajo. Después de esto le daremos a “Nuevo” que será el único botón que podremos pulsar y luego a “Aplicar“.

Una vez Windows a creado las dos particiones necesarias para instalar el sistema operativo, seleccionamos la de mayor tamaño y le damos a siguiente y ya empezará a instalarse de forma automática.

Una vez concluya este proceso, el PC se reiniciará y EN ESE MOMENTO, debemos extraer el USB de Windows ya que sino volverá a empezar el proceso desde 0. Tras este reinicio aparecerán varios mensajes de que Windows está terminando de instalarse y navegaréis por una serie de menús en la que Windows os preguntará opciones de privacidad, nombre de usuario de vuestro PC…etc, cuestiones que no exponemos porque son realmente sencilla e intuitivas, así que no tendréis ningún  problema.

Cuando termine el proceso ya estaréis en vuestro nuevo y recien estrenado Sistema operativo limpio de polvo y paja y veloz.

Os recomendamos instalar Windows 10 64 bits desde un USB ya que no tendréis que instalar prácticamente ningún Driver, al detectarlos todos de forma automática por lo que es realmente cómodo. En versiones anteriores de Windows había que bajar los Drivers de prácticamente todo vuestros componentes, algo que ya ha pasado al olvido.