Cuando cambiamos la configuración para hacer overclock en nuestro procesador gaming lo primero que haremos será comprobar su estabilidad, y para ello usaremos el programa Prime95.

Este sencillo pero potente programa pondrá en duros aprietos en nuestro procesador, por lo que si tras pasar el test nuestro equipo sigue funcionando sin problemas, podremos asegurar que el overclocking llevado a cabo es estable.

QUE ES PRIME95

El Prime95 es un programa de cálculo que básicamente pone a prueba nuestro procesador realizando cálculos complejos durante un tiempo determinado.

El programa trata de llevar el CPU al límite y por tanto lo tendrá en situación de estrés durante toda la duración de la prueba.

Cuando realizamos overclock, es importante medir la estabilidad del procesador ya que un procesador inestable nos producirá cuelgues o irregularidades en el funcionamiento.

Un buen overclock nos permitirá tener un procesador con mayor potencia pero siendo igualmente estable como cuando está a la velocidad de serie.

cpu prime95

DONDE DESCARGAR PRIME95

Es un simple programa gratuito que puedes descargar desde su web oficial. Permite instalarlo en entorno Windows10 tanto en 32 como 64 bits. Os descargaréis un archivo comprimido ZIP. Descomprimís todo en una carpeta y desde allí ejecutáis el .exe.

COMO FUNCIONA PRIME95

Una vez instalado podemos ejecutar su prueba habitual que es Just Stress Testing.

No es necesario tener el programa funcionando durante 6 o 10 horas como algunos usuarios han usado. Basta con que lo pongamos durante 20 minutos para poder ver la estabilidad y fiabilidad de nuestro procesador.

Dado que el programa estresará al máximo nuestro procesador recomendamos que esté bien refrigerado, para ello aseguraros de tener un buen disipador por aire o un kit AIO de refrigeración líquida.

Por favor, controlad las temperaturas durante toda la prueba.

Una vez dentro del programa podéis ejecutar la opción Bend que viene marcada por defecto. Veréis que vuestro equipo comenzará a trabajar como de si 235 aplicaciones se trataran… 🙂

Durante la prueba no os recomendamos iniciar ningún juego, ni mucho menos entrar en la realidad virtual, pero sí podréis realizar el resto de tareas que soláis hacer en entorno multimedia.

En nuestro caso como veis hemos alcanza una temperatura máxima de 55 grados y el procesador i5 6600k es estable con un overclock a 4,2 Ghz.