Si cuentas con Windows en tu ordenador personal o de trabajo, seguramente ya conoces su Administrador de discos pero, hay que aceptar que muchas veces esta herramienta no nos funciona para manejar todos los discos que existen en el equipo. ¡No hay que desesperarse! El propio Windows nos ofrece una línea de comandos mediante la cual podremos administrar todo ello que con el Administrador de discos no es posible. La secuencia de comandos viene dada por DiskPart, la solución que ha implementado Microsoft y que probablemente pueda salvarnos la vida más de una vez, cuando ya no queden soluciones más prácticas a implementar. Dale una nueva vida a tu sistema operativo o a tu ordenador gracias a esta herramienta.

¿QUÉ ES DISKPART?

Empecemos definiendo a esta herramienta. Como bien hemos comentado, DiskPart ha sido la solución implementada por Microsoft en su sistema operativo Windows, para solventar cualquier problema encontrado en disco duros, particiones o volúmenes, mediante scripts o haciendo uso de comandos de sistema. Ha estado presente en las versiones más recientes de Windows, partiendo desde XP y llegando posteriormente a Vista, 7, 8, 8.1 y 10.

La función principal de DiskPart  es la de formatear lápices o unidades USB, SD o discos duros que, al momento de formatearlos con normalidad, arrojan un mensaje de error señalando que la unidad se encuentra corrupta y muestran el tan odiado “Windows no pudo completar el formato”. También funciona como una serie de comandos para mostrar el estado de nuestras unidades, especificaciones, capacidad real y cantidad de espacio ocupado.

Los pasos para utilizar esta herramienta no son muy complejos. Cualquier usuario con algo de experiencia en el sistema operativo podrá llevar a cabo los pasos necesarios para recuperar la unidad afectada. Eso sí, de más está decir que al momento de formatear (utilizando este o cualquier otro medio) toda la información que se encuentre en la unidad seleccionada será completamente eliminada. Si la unidad lo permite, recuerda respaldar cualquier información necesaria y que no quieras perder.

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON DISKPART?

Te presentamos todo lo que esta sencilla herramienta tiene para ofrecer. Recuerda, no son procedimientos muy difíciles de llevar a cabo, pero siempre debes documentarte de manera adecuada y de prestar gran atención a todo lo que estés haciendo.

Como punto importante, vale aclarar que este procedimiento no puede ni debe hacerse en el disco rígido principal de nuestro ordenador. Realizar esta acción podría perjudicarlo y tendríamos que reinstalar todo el sistema operativo con dificultades. Se recomienda hacerlo en un disco rígido secundario.

FORMATEAR DISCO DURO SECUNDARIO, UNIDAD USB O SD USANDO LÍNEA DE COMANDO EN DISKPART

Pulsa las teclas Windows (inicio) + R para abrir la ventana Ejecutar.  Escribe DiskPart (o DiskPart.exe si estás en Windows XP) y finalmente presiona Aceptar.

Aparecerá la ventana de comandos de Windows. Escribe list disk y pulsa Enter en tu teclado.

Aquí inicia el momento en el que debes tener más cuidado con lo que haces, así que presta atención. Busca la unidad USB, SD o disco duro que tenga fallas guiándote por el tamaño (7,6 GB, por ejemplo). Una vez tengas certeza de cuál es, teclea select disk #, reemplazando # por el número de la unidad (select disk 1, supongamos).

Si todavía no estás seguro de si esta es la correcta, puedes escribir detail disk para que aparezca una lista más detallada acerca de ella (la cual contará con información sobre el funcionamiento de la unidad).

Si ya tienes total certeza de que es realmente la unidad que buscabas reparar, es hora de que DiskPart haga su magia. Tecla clean si cuenta con una sola partición o clean all si posee más de una.

En cuanto termine todo este proceso, el cual tardará mayor o menor tiempo dependiendo del tamaño total del dispositivo, procederemos a teclear create partition primary. Posteriormente escribe select partition y finalmente active.

Para finalizar, solo bastará con que teclees format fs=fat 32 quick si es una unidad de almacenamiento USB o SD. Si, por el contrario, el procedimiento se realiza sobre un disco duro, redacta format fs=ntfs quick. Has terminado.

¿No te atreves a utilizar DiskPart mediante comandos de texto? No te preocupes, también existe una versión gráfica, pero es para después de haber llegado hasta el comando clean.

FORMATEAR DISCO DURO SECUNDARIO, UNIDAD USB O SD USANDO VERSIÓN GRÁFICA EN DISKPART

Posterior a haber utilizado el comando clean, cierra la ventana de comandos. Entra a la siguiente ruta Inicio, Panel de Control, Herramientas administrativas, Administración de equipos y finalmente en Administración de discos.

Se abrirá una ventana en donde, nuevamente, tendremos una lista con todos nuestros dispositivos. Debemos buscar el que acabamos de limpiar y que aparecerá de color negro. Al seleccionarlo, aparecerá una ventana preguntando si queremos habilitar esta unidad y crearle una partición. Habrá que aceptar este anuncio, para posteriormente asignarle una letra de unidad o el nombre de volumen.

Listo, ya tendrás la unidad totalmente formateada, particionada y habilitada para su uso. Ahora dependerá de ti cuál será el uso que le quieras dar.

Limpiar todas las particiones que se encuentren en nuestros dispositivos puede solventar un montón de problemas hallados en los mismos. Vale la pena realizar todos estos pasos antes de tirar a la basura el elemento que haya estado fallando y proceder a realizar un enorme gasto monetario. Lo mismo aplica si acudimos a un técnico para que lo repare, podríamos ahorrarnos un par de euros gracias a los pasos previamente explicados.

¿CUÁNDO ES NECESARIO USAR DISKPART?

Como bien hemos mencionado, uno de los síntomas principales que demuestra la necesidad de usar esta herramienta es que, al momento de intentar formatear alguna de nuestras unidades, Windows arroje un mensaje de error advirtiendo que el proceso no pudo ser completado.

Antes de utilizar DiskPart, es recomendable intentar formatear mediante la velocidad mínima, para que la herramienta de formateo pueda acceder de manera más profunda a todos los “lugares” de nuestra unidad; si esto no funciona, ha llegado la hora de utilizar el peso pesado.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE FORMATEAR?

Si el dispositivo que hemos arreglado mediante DiskPart es una memoria USB o SD, queda bastante claro cuál será su futuro: guardar la información que deseemos en nuestros dispositivos móviles o simplemente respaldar nuestros archivos.

 

Si es un disco duro externo o secundario, pasa lo mismo. Ahora podremos aprovechar su vasto espacio para liberar un poco la capacidad total de nuestra unidad C. Por el contrario, si lo que se busca es utilizar este disco rígido como el principal, habrá que instalarle un sistema operativo.

De contar con una licencia Windows, podremos instalarle este sistema de manera normalmente sencilla. Pero no todo se limita al SO de las ventanas, también existen un sinfín de distribuciones de Linux que se adaptan a los gustos y necesidades de todo el mundo.

Desde equipos con componentes de principios de los 2000 o un ordenador de última generación, Linux puede ser el sistema que buscas. Más allá de los miles de SO gratuitos, su nivel de personalización suele ser mucho mayor que el de Windows (aunque vale decir que Windows 10 ofrece bastantes opciones de personalización de manera nativa). Independientemente del SO por el que te decantes, recuerda hacer un uso adecuado del mismo para evitar dañar los componentes de tu ordenador.