Si has odio hablar de las redes Wifi Mesh y no has sabido lo que es hoy en PCPRO vamos a ayudarte e explicar qué es y cómo poder usarlas.

Qué es la red Wifi Mesh

Las redes WiFi Mesh son una red WiFi compuesta por un router inalámbrico al que se le han añadido varios puntos de acceso que se comunican entre sí para poder crear una red WiFi con mayor distancia y estabilidad de tráfico mientras utilizan el mismo SSID y la misma contraseña de acceso.

A simple vista podría parecer una red WiFi normal conectada a repetidores de señal pero la diferencia es que en las redes WiFi Mesh todos los equipos se encuentran interconectados en vez de comunicarse directamente con el router.

Gracias a ello el tráfico de la red siempre encontrará la forma más óptima de fluir debido a que esta conexión permite que los repetidores puedan calcular cuál de ellos es el que puede brindar la mejor conexión a la red de acuerdo a la distancia, potencia de señal y ancho de banda sin que tengamos que preocuparnos por estos factores.

Esta administración inteligente de los recursos para brindar el mejor tráfico posible permite mantener una señal estable producida por el repetidor y puede mantener el mejor flujo de tráfico en vez de recurrir a conectar el dispositivo al repetidor que se encuentre más cercano a el.

Cuando usar una red Wifi Mesh

Las redes WiFi Mesh son ideales para aquellos casos en donde el dispositivo pueda presentar problemas de conexión debido a que no sabe si conectarse al repetidor o al router principal.

Esto se debe a que la red no posee un sistema de gestión que le permita administrar sus recursos apropiadamente situación que genera cortes de señal, desconexiones repentinas o cambios de conexión entre el repetidor y el router, lo que podría dar como consecuencia una mala experiencia de navegación e incluso podría convertir una supuesta solución en un problemático gasto de dinero.

 

Ventajas y desventajas de las redes WiFi Mesh.

  • Su configuración permite que una gran cantidad de dispositivos puedan conectarse sin riesgo de que se caiga la red por el tráfico excesivo.
  • Los repetidores poseen diseños muy discretos que pueden integrarse perfectamente a cualquier lugar y solo necesitan de un cable para poder alimentarse de electricidad. También hay modelos que se alimentan mediante el cable de red que se les conecta.
  • Los repetidores no se comunican entre sí o con el router mediante las bandas reservadas para la red WiFi, lo que deja todo el ancho de banda disponible para quienes se vayan a conectar a la red.
  • La única desventaja que poseen es que son equipos mucho más costosos que los routers y los repetidores tradicionales, pero por su excelente funcionamiento y cobertura de espacios, son una inversión que vale la pena si quieres tener una red WiFi 100% efectiva.