ORDENADORES ALL IN ONE

Seguramente ya has escuchado hablar de los ordenadores todo en uno –también conocidos como computadoras de escritorio todo-en-uno ya que deriva de su nomenclatura anglosajona All-in-One PC (a veces, simplemente AIO)– pues en la última década han destacado en las ventas de ordenadores, logrando posicionarse como una de las opciones más buscadas en cuanto a computadores para el hogar se trata.

Pero ¿valen realmente la pena? El día de hoy nos adentraremos un poco más en este interesante tema para sopesar las ventajas y desventajas de estos ordenadores, cómo llegaron a convertirse en lo que son hoy en día y si ofrecen cambios significativos en nuestro día a día. ¡A comenzar!

¿En qué consisten los ordenadores todo en uno?

Si te fijas en la foto superior encontrarás que falta un elemento del hardware tan familiar en otras computadoras de escritorio: así es, el CPU. La gran particularidad de los ordenadores todo en uno es que no cuentan con una unidad de procesamiento central externa, a la vista de los usuarios; por el contrario, todos los elementos importantes que permiten el funcionamiento del ordenador van a tener su espacio justamente dentro del monitor.

Curiosamente, esto no significa que vamos a tener una pantalla más ancha que las que usábamos en los comienzos del 2000, sino que se ha logrado mantener el tamaño del monitor mucho más delgado y ligero que antes; lo que se traduce en una computadora sin cables que consume menos espacio así que es tanto práctica como estética –aunque, hay que admitir, bastante pesada.

Así pues, veamos primero las ventajas que ofrecen este tipo de ordenadores.

Ordenadores All In One más vendidos

Ventajas de los ordenadores todo en uno

  • Como ya te comentamos, estos ordenadores a pesar de albergar todo el centro de operaciones junto al monitor, han logrado mantenerse en tamaños mínimos (en cuanto a grosor) lo que te permitirá tener un área de trabajo amplia así que podrás colocar todos los accesorios que desees sobre tu mesa o tener un espacio libre y minimalista, sin el molesto ancho monitor de las computadoras antiguas.
  • Estética. Una All-in-One es, sin duda, una apuesta tecnológica cercana a los avances modernos dentro de este ámbito y, por ello, la mayoría de los diseños de los ordenadores todo en uno estarán a la vanguardia. Cuando tengas una computadora de este tipo, será el centro de atención de tu escritorio, destacando mucho más que una tradicional.
  • Sin cables. La meta con la creación de los ordenadores todo en uno era lograr un espacio cómodo y estético y esto se cumple a la perfección al poder evitar por completo los cables, ya que se trabaja únicamente con conexión inalámbrica que es, además, integrada.
  • Pantallas modernas. No solo el monitor será el centro de operaciones sino que también tendrá sus propias características que lo harán resaltar, por ejemplo, el tamaño ya que podrás contar con una moderna pantalla de hasta 27 pulgadas. Por si fuera poco, la mayoría de los modelos cuenta con pantallas táctiles de alta definición y hasta procesadores gráficos, lo que te permitirá reproducir imágenes espectaculares y utilizar tu All-in-One PC como una pantalla independiente pues ya vienen equipados con puertos para HDMI y Blu ray.
  • Cada vez es mayor la cantidad de información que almacenamos en nuestras computadoras y por ello en los ordenadores todo en uno se ha reforzado la privacidad y seguridad, sobre todo aquellos basados en procesadores Intel.
  • Energía. No solo el medio ambiente se beneficiará con esta ventaja sino que hasta tu propio bolsillo lo agradecerá pues las computadoras todo en uno consumen menos energía comparados tanto con las portátiles como con los ordenadores tradicionales; es decir, son más ecológicas y te permitirán ahorrarte un dinerillo en la factura eléctrica.

Desventajas de los ordenadores todo en uno

No todos los ordenadores todo en uno son perfectos y, como todo en la vida, hay algunas desventajas de utilizar estos computadores en casa, veamos:

  • Sí, tienes muchas ventajas y podrás tener un escritorio simple y al mismo tiempo estilizado. El problema con este tipo de computadores es que, al ser modernos y estar creados con diseños actuales, los precios son bastante elevados, sobre todo al compararlos con otros ordenadores de escritorio y hasta portables.
  • Otra de las grandes limitaciones en cuanto a ordenadores todo en uno es la imposibilidad de actualizar o mejorar las partes internas del computador. Así es, deberás conformarte con todas las características internas que incluya el ordenador que compraste –algunas partes sí pueden cambiarse como el disco duro y tarjeta RAM, pero solo en unos pocos modelos– lo cual no representaría un problema de no ser por la particularidad de que día a día se van creando más avances tecnológicos y nuestra All-in-One se verá obsoleta en poco tiempo.
  • Sin arreglos. Así como no podrás agregar accesorios nuevos o actualizar partes del hardware para mejorar el funcionamiento de tu computador, tampoco tendrás la posibilidad de realizar arreglos en caso de que la pantalla o la placa base se dañen pues si algo pasa con alguna de estas partes, perderás todo el equipo y no podrás siquiera utilizar lo que sí funciona en otro computador.
  • El hecho de no contar con una unidad de CPU externa se asemeja bastante al funcionamiento de los ordenadores portátiles, pero los ordenadores todo en uno no cuentan con esa característica primordial de permitir al usuario utilizarla en cualquier sitio que desee. Podrá parecer que son fáciles de transportar pero realmente no tiene ningún uso pues funcionan tal como cualquier otro computador de escritorio: requieren estar ubicadas en un sitio fijo.
  • Puertos de salida. Si comparamos los ordenadores todo en uno con los ordenadores tradicionales de mesa, encontraremos que los primeros se encuentran en desventaja en cuanto a la cantidad de puertos de salida; esto, cómo no, se debe a que con un All-in-One no necesitas de tantos puertos pues no hay que conectar ni pantalla, ni teclado, ni mouse.

¿Vale la pena optar por ordenadores todo en uno?

Desde la década de los 80 se ha venido incursionando en este tipo de ordenadores, logrando ofrecer hoy en día modelos que, en muchos aspectos, hasta pueden superar a las computadoras tradicionales y las portátiles pues los ordenadores todo en uno están realmente enfocados en encontrar el término medio entre ambas opciones. Así, tendrás la funcionalidad y potencia de un ordenador de escritorio pero con la ligereza y modernidad de una portátil.

¿Vale la pena? Hay un factor importante a tomar en cuenta antes de contestar esta pregunta: tú. ¿Qué esperas realizar con tu ordenador? ¿Quieres simplemente un espacio donde trabajar, o donde jugar a tus videojuegos favoritos? Solo tú conoces tu estilo de vida y teniendo en cuenta las ventajas y desventajas que acabamos de exponerte, podrás decidir sabiamente si los ordenadores todo en uno son para ti o si simplemente pasas de largo con ellos.

Puntos clave: recuerda que son más costosos y no tendrás la posibilidad de actualizar muchos de sus componentes internos pero tendrás mucho más espacio y la construcción interna más actualizada lanzada hasta el momento, todo ello sumado a no tener que utilizar cables nunca más y ver tu escritorio mucho más estilizado y moderno.

¿Qué dices, los ordenadores todo en uno te han convencido?