Normalmente damos poca importancia a las alfombrillas gaming cuando vamos a comprar nuestros periféricos gaming. Sin embargo puede cambiar radicalmente la experiencia de uso con un mismo ratón dependiendo de la superficie sobre la que lo uséis.

Hoy os traemos una breve Review sobre la alfombrilla Aorus AMP500, que ha sido sobre la que hemos realizado las pruebas del ratón Aorus M3. Vamos a verla con más detalle.

UNBOXING Y PRIMERAS IMPRESIONES

Es sin duda una alfombrilla de gran tamaño, por tanto tomad bien las medidas de vuestro escritorio para aseguraros que os cabe. Sus medidas son 430 mm x 370 mm y 1.8mm de grosor.

Con un diseño sencillo y en base negra en la parte inferior izquierda destacada el logo de Aorus en naranja. Este mismo color naranja es el que encontraremos en la parte inferior.

DETALLES

Su superficie es muy suave y es de agradecer para que el roce con la piel no se vea afectado. Esto hace que sea una alfombrilla bastante rápida por lo que subir mucho los DPI del ratón hará difícil de controlar. Debido a su gran superficie está más pensada para unos DPI bajos y un desplazamiento amplio de la mano con el ratón.

La base es híbrida de silicona por lo que evitará cualquier desplazamiento en vuestro escritorio. Es de agradecer puesto que como decimos está pensaba para usarse con amplios movimientos de mano.

Esta superficie además es antiderrames por lo que en caso de que caiga cualquier líquido evitará que se moje. Del mimo modo podremos lavarla pasándole un trapo húmedo con mucha facilidad.

CONCLUSIONES

Una alfombrilla gaming ideal para los jugadores que les guste una amplia superficie y amplio desplazamiento de brazo y con configuraciones de bajo DPI en el ratón. Muy firme y con tacto muy agradable que conjuntamente con el ratón M3 hacen un combo muy recomendable.

LO MEJOR

Superficie muy suave.
Agarre

LO PEOR

Gran tamaño no apta para todos los escritorios