Hoy en PCPRO os presentamos el SteelSeries Rival 600, un ratón gaming de alta gama que como veremos ofrece una altísima capacidad de personalización, atractivo diseño y excelente calidad de materiales.

¿Te gustaría poder configurar el peso de tu ratón a tu gusto? ¿Quieres que la iluminación sea única? ¿Buscas además fiabilidad y durabilidad con la mejor precisión?. A estas preguntas los ingenieros de SteelSeries quieren darte respuesta con el Rival 600.

UNBOXING STEELSERIES RIVAL 600

El packaging del producto es de muy buena calidad dando un buen nivel de protección sobre el ratón.

En el interior encontraremos el propio Rival 600, el cable USB con el que lo conectaremos al ordenador (no es inalámbrico) de 2 metros de longitud, y un pequeño set con 8 pequeñas pesitas de 4 gramos cada una.

DETALLES DEL STEELSERIES RIVAL 600

Con el Rival 600 de SteelSeries hay que dejar claro desde el principio que hablamos de un ratón gaming premium. Su precio, en torno a los 90 euros, lo convierten en un producto apto para entusiastas y jugadores que buscan ese toque personal que pocos ratones en el mercado pueden ofrecer.

El Rival 600 tiene una longitud total de 131 mm, 69 mm de ancho y 43 mm en su parte más alta. Esto se traduce en que una vez colocamos la mano sobre él vemos una sensación de comodidad y de ajuste excelente para cualquier tamaño de mano no siendo un ratón ni pequeño ni grande.

Desde esta perspectiva posterior podemos apreciar con mejor detalle su forma cóncava y al mismo tiempo el logotipo de SteelSeries de gran tamaño. Como veremos posteriormente podremos iluminarlo a nuestro gusto gracias al programa oficial de la marca.

En el lado derecho e izquierdo vemos zonas de agarre de gran extensión con goma de muy buena calidad que aún teniendo las manos húmedas hacen un excelente trabajo.

En este lado además apreciamos tres botones totalmente customizables estratégicamente colocados y que en nuestras pruebas no hemos pulsado por accidente en ningún momento.

En la parte frontal podemos observar los dos botones principales y en la parte inferior el conector micro USB que será donde conectemos el cable de 2 metros de longitud.

Estos pulsadores cuenta con switches mecánicos que nos dan una muy buena sensación al pulsarlos. Según el fabricante, pueden llegar hasta las 60 millones de pulsaciones y aunque nuestras pruebas han sido realizadas durante dos días nos han transmitido una gran sensación de durabilidad.

Por último resaltar la calidad de la rueda del Rival 600 la cual está cubierta por la misma goma ofreciendo un excelente agarre. La rotación de la misma se hace de forma agradable y sobre todo muy precisa siendo notorio y controlable los diferentes saltos al subir o bajar.

PERSONALIZACIÓN DEL PESO EN EL RIVAL 600

Como hemos mencionado apuesta por ofrecer un alto grado de personalización, empezando por el peso que deseamos que éste tenga. Sin ninguna pesa instalada el ratón tiene un peso de sólo 96 gramos, haciéndolo súper ligero y no aptos para personas con pulso acelerado.

Si añadimos las 8 pesas llegaríamos a los 128 gramos, no convirtiéndolo en un ratón súper pesado pero sí con una gran diferencia.

Los laterales del ratón se pueden extraer con mucha facilidad gracias a sus puntos de anclaje imantados. No necesitaremos destornillador y una vez puestos estarán firmemente sujetos.

Existen 4 huecos a cada lado que será donde coloquemos las pesas que deseemos hasta encontrar el equilibrio que buscamos. Podemos además por tanto de regular el centro de gravedad del mismo puesto que variará dependiendo de dónde coloquemos las pesas.

Las pesas una vez ancladas en los soportes de goma quedan bien fijadas y no hemos sufrido ninguna caída de ninguna en los días que nos ha durado las pruebas.

ILUMINACIÓN DEL RIVAL 600

El Rival 600 cuenta con la posibilidad de personalizar su iluminación como viene siendo habitual en modelos similares de alta gama como éste. Sin embargo el equipo de SteelSeries han querido ir un paso más allá y ofrecer un grado de personalización casi infinita al dividir la iluminación en diferentes zonas y contar con RGB.

Para ello nos tendremos que descargar el programa desde la web oficial y una vez instalado nos detectará el periférico de SteelSeries instalado. El programa está traducido al español.

Todas estas opciones como os podréis imaginar nos darán unas posibilidades casi infinitas de configuración puesto que cada una de las 8 zonas es totalmente personalizable en color y animación.

CONFIGURACIÓN DEL STEELSERIES RIVAL 600

Como esperábamos el ratón cuenta además con multitud de opciones de configuración para adaptarlo a nuestro gusto antes de entrar en batalla. En este caso hablamos de configurar los dos sensores que incluye, los botones, velocidad, predicción y velocidad de respuesta.

Dada la cantidad de opciones será parte del encanto inicial ir probando sus diferentes modalidades y combinaciones hasta hacernos con nuestra configuración ideal.

Al comienzo es posible que el propio programa nos dé el aviso de que Windows 10 está afectando a la configuración del puntero. Una vez le damos a arreglar el software de SteelSeries pasará a controlar desde el programa toda la sensibilidad y movimientos del ratón.

DOS SENSORES MEJOR QUE UNO

Este modelo de SteelSeries cuenta con el denominado sensor TrueMove3+. Esto es en realidad la combinación de su sensor óptico TrueMove3 (cuenta con 12.000 CPI, 350+ IPS, 50G) con un segundo sensor de distancia entre el ratón y la alfombrilla.

El objetivo de este segundo sensor es que aunque levantemos el ratón (algo muy común durante el juego), no perdamos ni desplacemos el puntero innecesariamente y evitemos que nos genere distorsión en el movimiento.

Este segundo sensor se encarga de controlar en todo momento la distancia a la que se encuentra el ratón de la superficie y ayudará al sensor primario a que la señal sea siempre la correcta.

PRUEBAS CON EL RIVAL 600

Hemos realizado las habituales pruebas de rendimiento con el Rival 600 sometiéndolo a horas de juego y sesiones de trabajo en entorno Windows.

  • En juegos hemos jugado principalmente juegos FPS (Battlefield, COD) donde hemos apreciado una facilidad enorme de apuntado. Al principio nos tomó un par de horas el terminar de configurar el ratón a nuestro gusto debido que estuvimos probando y cambiando las diferentes opciones del programa. Una vez acostumbrados a él a nivel de configuración y habiendo elegido un óptimo peso nos nuestros números en los juegos mejoraron notablemente.
  • En entorno Windows su uso se hace cómodo y agradable siendo preciso a la hora de cerrar, abrir, seleccionar, arrastrar y seleccionar. Todas estas acciones las pudíamos hacer con rapidez y precisión.

CONCLUSIONES

El SteelSeries Rival 600 es un ratón gamer que busca mejorar la experiencia de juego un paso más allá. Su altísimo grado de personalización tanto en peso, iluminación y configuración de los parámetros de movimiento lo hacen perfecto para los más exigentes. Su doble sensor añade un extra en precisión muy indicado para los esport que quieran la mejor precisión.

Su precio lo sitúa en el rango de ratones de alta gama no al alcance de todos los entusiastas, pero tras haberlo analizamos vemos que es un buen precio por el resultado que consigues.

LO MEJOR

Configuración del peso y centro de gravedad
Calidad de los materiales
Configuración software
Iluminación personalizada

LO PEOR

Precio al alcance de unos pocos entusiastas

galardon-de-platino pcpro

COMPRAR STEELSERIES RIVAL 600 AL MEJOR PRECIO