Seguimos realizando análisis de juegos para completar el análisis del Oculus Rift que estamos preparando en nuestro estudio. Hoy le toca el turno a Ripcoil, uno de los juegos incluidos de forma gratuita al comprar los Touch.

WINDJAMMERS

Os acordáis del juego Windjammers de Neo-Geo del 94? Pues si sois unos dinosaurios como nosotros y lo jugasteis entonces vais a sentir lo mismo … pero en realidad virtual.

Una vieja idea pero actualizada en el mundo virtual. El juego es básicamente el mismo objetivo, marcar con el disco en la portería del rival. Esta se divide en varias partes que dependiendo de cada uno os dará una diferente puntuación.

MECÁNICA

Ahora bien, ¿cómo se transmite esa mecánica en las Oculus? Básicamente configuraremos nuestros Touch para que podamos usar ambas manos y los desplazamientos laterales serán simplemente inclinando nuestro cuerpo hacia un lago u otro. Una sensación que al principio os puede marear un poco, algo parecido a cuando experimentáis por primera vez el porno virtual.

IMPRESIONES EN EL JUEGO

Hemos estado jugando a Ripcoil unas 3 horas así que no hemos llegado a las profundidades ni a ser expertos en lanzamiento de disco, pero sí que lo hemos probado para daros nuestras impresiones.

La mecánica de juego es sencilla y el lanzamiento del disco con cualquiera de nuestras manos responde con una correcta fiabilidad. Lanzaremos al disco hacia los laterales con mayor o menor fuerza con suficiente realismo y precisión. La parte más sensible que hemos notado, y por lo que pasadas esas tres horas hayamos decido cambiar a otro juego, es por los movimientos laterales y su extrema sensibilidad. Nos explicamos.

Parte del atractivo de los ataques son cuando cargamos el puño y devolvemos el disco dando un golpe el disco cuando nos viene de frente. Pues bien, si os movéis un centímetro de la inclinación de vuestro cuerpo hacia un lado (algo normal al hacer el gesto de puñetazo), perderéis la posición un poco espacio y os pasará el disco delante de vuestras narices sin golpearlo. Aquí en muchas ocasiones cantareis los siete mares por la falta de precisión en el agarre y consiguiente contrataque limitando la experiencia y consiguiente una gran frustración. Pero ojo, que no sólo nos pasaba a nosotros, los 4 contrincantes que tuvimos en las sesiones (franceses, ingleses), les pasaba lo mismo y veias cómo también cantaban a los siete mares (pero en su idioma).

CONCLUSIONES

Buenas impresiones iniciales que se van diluyendo conforme jugamos. Imprecisiones en la recepción del disco, contra ataques y sobre todo una especial sensación de mareo cuando nos movemos a ambos lados hacen de Ripcoil un juego que, aún siendo gratuito con los Touch no os lo recomendamos.

LO MEJOR

La idea, el concepto…. recordar Windjammers.

LO PEOR

Impreciso
Mareo constante en los movimientos laterales
Frustración